El Autónomo

Tu Idea

La idea de negocio es la base de la que parten todos los proyectos empresariales. Así, podemos decir que el inicio de cualquier empresa viene dado por la aparición de una idea de negocio, que no es otra cosa que una descripción corta de lo que el emprendedor desea que sea el negocio.

Son muchos los factores que pueden llevar a una persona a inclinarse por un negocio en concreto. Con carácter general puede venir determinada por alguno de los siguientes factores:

  • Oportunidades de negocio en mercados poco abastecidos, de nueva creación o con un alto potencial de crecimiento.
  • Conocimientos técnicos sobre mercados, sectores o negocios concretos.
  • Simplicidad del negocio.

Aunque existen otros factores determinantes como el nivel técnico o el nivel económico exigido por algunos negocios, que actúan como factor disuasorio en muchos casos.

Pero sin duda el factor más importante es la ilusión o confianza que los promotores tienen en la idea. Por ello, todo empresario debería reunir alguna de estas cualidades:

  • Confianza en sí mismo e ilusión en el proyecto.
  • Saber elegir a sus colaboradores.
  • Capacidad para organizar y coordinar medios económicos, material y humanos.
  • Capacidad para dirigir y motivar al personal.
  • Capacidad para tomar decisiones y asumir riesgos.
  • Iniciativa y espíritu innovador.

Una vez definida la idea y antes de entrar en el análisis del Plan de Empresa, conviene que los promotores se planteen algunas preguntas:

  • ¿Se trata de una idea realista?
  • ¿Es viable técnicamente?
  • ¿Es viable desde el punto de vista económico?
  • ¿Se está en condiciones de poder acometerla?
  • ¿Su rentabilidad justifica los esfuerzos necesarios para ponerla en marcha?

Los requisitos que deben cumplir las ideas de negocio:

  • Cubrir una necesidad en el mercado. Debe de ser siempre valorada desde el punto de vista del cliente.
  • Rentabilidad. Esto supone que la actividad debe proporcionar beneficios en un futuro.
  • Capacidad técnica. O lo que es lo mismo en este caso, capacidad de desarrollar la idea de negocio.

Fuentes de inspiración para las ideas de negocios:

Las ideas de negocio derivan generalmente de una o varias fuentes. Lo importante es que, como emprendedor, sigas un método para examinar adecuadamente todas las fuentes posibles. De este modo, darás con la idea de negocios adecuada para encaminarte al éxito empresarial. Aquí te nombramos siete fuentes principales que, a su vez, derivan de dos guías básicas, que tienen que ver con la capacidad para crear ideas y para reevaluar aquellas que otros ya han propuesto.

1. Formación académica. Es natural que una persona que ha realizado estudios determinados en una especialidad quiera ejercer su profesión. Así, un dentista desea poner su consultorio.

2. Experiencia profesional y laboral. El conocimiento y la información de un determinado sector, así como contar con habilidades técnicas y operativas basadas en la experiencia, pueden ayudar a definir oportunidades de negocios. Así, el cocinero que ha trabajado durante años en un restaurante, abre el suyo propio.

3. Cambios sociales del entorno. En nuestra sociedad donde los requerimientos y necesidades de la población son un cambio constante, la generación de ideas innovadoras permite la supervivencia y el origen de nuevas organizaciones. Por ejemplo, ante la incorporación de la mujer al mercado laboral, se han desarrollado empresas que cuidan niños; asimismo al encontrarse tanto el padre y madre de familia trabajando, se han implementado casas al cuidado de las personas de tercera edad.

4. Diversidad de formas de entretenimiento. La demanda de actividades de ocio, culturales y artísticas de buena calidad, ha generado una variedad de negocios, enfocándose en un segmento específico. Por ejemplo, empresas dedicadas a la enseñanza de técnicas de navegación, agencias y centros de turismo rural, hospedajes en casas rurales, talleres de artesanía, salas de exposiciones de arte, shows a fiestas infantiles, etc.

5. Desarrollo de nuevas tecnologías. Internet ha estimulado a la creación de diversas formas de hacer negocio. Empresas que emplean la red como medio de trabajo, el comercio electrónico, los mercados virtuales, publicidad online, etc.

6. Especialización mediante la tercerización. En la actualidad, las empresas deciden enfocarse en lo que mejor saben hacer, por lo que ofrecen servicios especializados a otras para cubrir áreas específicas. Empresas de producción de bienes finales (alimentos, vestimenta, etc.), negocios que brindan seguridad, limpieza, logística, informática, etc.

7. Publicaciones especializadas. Puedes utilizar revistas, publicaciones especializadas, secciones de negocios en los periódicos y sobre todo Internet para encontrar ideas de negocios.

Share this Story
Load More By Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.