Ayudas y Subvenciones

Seguros para Autónomos

Sabemos que los trabajadores autónomos están incluidos dentro del Régimen Especial de Trabajadores Autónomos de la Seguridad Social, y se les reconoce numerosas prestaciones (asistencia sanitaria, jubilación, maternidad…) pero muchos autónomos prefieren contratar algún tipo de seguro privado que complemente las prestaciones de la Seguridad Social.

Entre los numerosos seguros que se pueden contratar, destacamos los siguientes:

Seguro sanitario:

Muchos autónomos deciden contratar un seguro privado para complementar las coberturas en caso de bajas por contingencias profesionales así como la asistencia sanitaria.  La contratación de un seguro privado supone para muchos profesionales por cuenta propia una forma de asegurarse una mayor cobertura y mejorar tu situación en los casos de enfermedad, accidente laboral o incluso, cese de actividad.

Entre los seguros más demandados están aquellos que ofrecen una prestación económica en caso de baja laboral.A la hora de contratar un seguro privado hay que tener en cuenta lo que cubren exactamente, en qué circunstancias se debería de contratar o qué desembolso es necesario.

Por otro lado, el precio de los seguros para autónomos es variable y las coberturas que ofrecen amplias y se pueden configurar a medida.  Puedes hacerte un seguro que sólo te cubra en temas relacionados con tu actividad profesional, o bien, ampliarlo y añadir un seguro médico complementario a la asistencia sanitaria ofrecida por la Seguridad Social.

Entre los factores que se tienen en cuenta para calcular el precio de la póliza se encuentra, por ejemplo actividad profesional que realiza el trabajador, sexo, edad, lugar de residencia, etc…

Por todo ello, Antes de contratar un seguro privado, lo mejor es informarse de todas las posibilidades y realizar una comparativa entre precios y coberturas de las pólizas a las que puedes optar.

Seguro de baja laboral:

Los trabajadores autónomos pueden contratar un seguro de baja laboral para cubrir sus necesidades económicas en los periodos de tiempo en los que no puedan trabajar.

Los seguros que cubren las bajas laborales o incapacidades laborales temporales (ILT) suelen abonar una cantidad fija y diaria por cada jornada que el trabajador no pueda realizar su trabajo y se encuentre en situación reconocida de baja. También puedes optar por un seguro de baja laboral baremado o no baremado.

Hay que tener en cuenta que los precios de los seguros varían en función de las coberturas que contrates. Dependiendo del tipo de póliza que contrates, podrás acceder a unas coberturas u otras. Algunos cubren la visita a especialistas o el periodo de hospitalización si fuera necesario. Lo mejor es que te informes y compares las opciones que te ofrece el mercado.

Seguro de accidentes:

La actividad profesional que desempeñan algunos profesionales autónomos conlleva una serie de riesgos que aumentan la probabilidad de sufrir un accidente laboral incluso toman todas las medidas y precauciones necesarias.

La mayoría de los autónomos no pueden permitirse estar de baja laboral ya que eso implica la pérdida completa de ingresos durante el periodo de tiempo que no esté trabajando. Por eso, los seguros contra accidentes lo que intentan es suplir esa falta de ingresos mediante el abono de una cantidad económica por cada día que el trabajador autónomo esté de baja.

Muchas aseguradoras ofrecen seguros para proteger a los autónomos y a sus familias en caso de accidente laboral. También, la mayoría de los seguros de accidentes laborales incluyen también cláusulas  e indemnizaciones en caso de invalidez o muerte durante el desempeño de la actividad laboral.

Los seguros de accidentes suelen ser complementarios o están muy relacionados con los seguros por invalidez o baja laboral.

Seguro de invalidez:

Los seguros de invalidez o incapacidad laboral tienen como objetivo garantizar la capacidad adquisitiva de los trabajadores autónomos en los periodos de tiempo que no puedan trabajar por estar de baja laboral. Este tipo de seguros se conocen con las siglas ILT (incapacidad laboral temporal).

Los seguros de esta naturaleza  normalmente suelen cubrir también otras necesidades médicas del autónomo durante el periodo que dure la baja laboral, como por ejemplo la hospitalización, las visitas a especialistas, etc.

Seguro de Responsabilidad Civil:

El Seguro de Responsabilidad Civil no es obligatorio en la mayoría de los casos, sin embargo, para algunos sectores como el industrial, puede ser requisito su contratación. Lo conveniente es consultar el Convenio Colectivo para asegurarse.

Para el caso de que no sea obligatorio, ¿por qué me conviene tenerlo? Aunque no se trate de un seguro obligatorio, el Seguro de Responsabilidad Civil puede ser muy útil para los autónomos, ya que el trabajador evitaría posibles riesgos como el de hacerse cargo de los gastos totales por daños derivados de algún siniestro. La contratación del seguro queda, por lo tanto, a criterio del trabajador autónomo.

 Seguro de vida:

Aunque ningún trabajador autónomo piensa en la posibilidad de fallecer o sufrir un accidente grave y no poder volver a realizar su trabajo, es una posibilidad que está presente. Los seguros de vida sirven para asegurarse de que tanto el trabajador como su familia quedan cubiertos.

Existen diferentes tipos de seguros de vida, y las coberturas que ofrecen varían en función de lo contratado y la cuantía que pagues. Muchos ofrecen coberturas complementarias como asistencia sanitaria o traslados a hospitales.

La previsión es también un elemento muy importante pues en caso de fallecimiento  serás tú quien elija a las personas que tendrás como beneficiarios, además deberás elegir la modalidad de pago, que puede ser periódica, trimestral, semestral o anual para que puedas adaptarlo a tus ingresos.

Seguro de jubilación o plan de pensiones:

El tener un seguro de jubilación o un plan de pensiones para un trabajador autónomo es una garantía de futuro, ya que supone tener un respaldo que aporta confianza al profesional por cuenta propia.

Los seguros de jubilación o planes de pensiones para los profesionales autónomos complementan la prestación que recibe de la seguridad social. Dado que muchos profesionales optan por cotizar por la base mínima, tener un seguro privado de jubilación implica que la cantidad que reciba como pensión sea mayor.

Dado que  el cálculo de la pensión por jubilación tiene algunas peculiaridades con respecto a los trabajadores del Régimen General, los seguros de jubilación no sólo son formas de ahorrar, sino que aseguran una mejor cobertura económica.

 

Share this Story
Load More By Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.