Ayudas y Subvenciones, El Autónomo

¡¡¡La financiación ha vuelto!!!

ARTÍCULO

F. Javier León Martín. Economista, consultor financiero & inversiones asociado de EFPA 

FJLM Foto

F. Javier León Martín

Este sería uno de los mejores titulares que todo empresario y sobre todo el pequeño autónomo hubiese querido leer en los últimos años en los que las entidades bancarias han mantenido cerrado el grifo de la financiación. Y recordemos que la financiación es necesaria para emprender nuevos proyectos empresariales y mantener en el día a día la actividad empresarial, y todo con el objetivo de intentar conseguir no cesar en la actividad y no destruir empleo.

Pero nos da la sensación de que hoy ya hay un gran interés de la banca por empezar a dar financiación a la PYME y al autónomo. Sólo tenemos que ver los carteles de los bancos y los anuncios de la televisión.

Y no es por casualidad, la banca tiene la necesidad de volver a dar crédito hoy, ya que no debemos olvidar que su objetivo es incrementar su margen financiero para incrementar su beneficio en la cuenta de resultados a través de su actividad más rentable: prestar dinero.

Hay varios factores que empujan a la banca a empezar a dar financiación:

  • La situación económica ha mejorado, y poco a poco se debe ir notando tanto en los resultados de las empresas como en el incremento del consumo.
  • Los tipos de interés están casi a cero.
  • Y todo acompañado por un exceso de liquidez que tienen que rentabilizar.

Ya están buscando a clientes rentables y solventes a los que ‘prestar’, incluso están bajando los precios para captar a su cliente objetivo: pequeña empresa y autónomos.

Pero no debemos olvidar lo que ha ocurrido en los últimos años, años en lo que ‘todo’ valía y que nos han llevado a una situación crítica en la que muchos autónomos lo han perdido todo.

El autónomo y pequeño empresario debe saber aprovechar la financiación necesaria para sus proyectos, y debe conocer qué producto de financiación es el más adecuado con el menor coste financiero. No incurramos en los mismos errores.

Existe una amplia gama de productos financieros que todos tenemos que conocer:

  • Préstamos, con garantía personal o real.
  • Cuentas de Crédito, con sus respectivas comisiones.
  • Microcréditos, para pequeñas inversiones.
  • Leasing, tanto mobiliario como inmobiliario.
  • Renting, según empresa y destino.
  • Factoring y Confirming, rapidez en el cobro.
  • Anticipo de facturas.
  • Descuento comercial.

Y las alternativas no bancarias que cada vez más están compitiendo con la banca tradicional:

  • Crowfunding, con sus diferentes variedades.
  • Business Angels.
  • Subvenciones.
  • Sociedad de capital riesgo.

Y muy importante, ante la nueva ‘guerra’ del activo que se vislumbra el autónomo y pequeño empresario tiene que estudiar bien su capacidad de endeudamiento y el riesgo de insolvencia para no volver a tropezar dos veces en la misma piedra.

Sí, la financiación vuelve a llamar a tu puerta… si eres de los elegidos.

Share this Story
Load More By Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Quipu, programa de facturación online