fbpx
Herramientas
micrófono Zonaautónomos

7 claves para hablar en público

Todos nos hemos visto en esta situación: Manos sudorosas, respiración agitada, taquicardia, boca seca, y la gente esperando a que empieces a hablar. Sea dando una charla, haciendo una simple presentación, vendiendo un producto, o vendiéndonos a nosotros mismos, muchos se encuentran con la dificultad de soltarse y sentirse cómodos ante una audiencia y hablar en público.

Así que atención, que a continuación te damos 7 claves para que la próxima vez que tengas la oportunidad de vender tu producto o marca o tengas que dirigirte a una audiencia, lo hagas como un verdadero orador (¡porque puedes serlo!):

Tener claro lo que quieres contar

La gente que va a escucharte está ahí porque le interesa lo que tú tengas que contar, por lo que tú también tienes que saber exactamente qué les vas a contar. Tendrás un tiempo limitado para hablar y no podrás transmitir 100 ideas, por lo que tienes que tener claro los mensajes claros que quieres transmitirles y con lo que quieres que se queden una vez haya terminado la charla.

Haz un índice

La mejor forma de estructurar las ideas que quieras transmitirle a tu audiencia es haciendo un índice que tendrás que plantear y escribir antes del día de la presentación. El índice no solamente te servirá a ti para saber qué orden seguir, sino que también le será útil a tu audiencia para ya que le dará a tu ponencia un orden y una coherencia.

Di lo más importante al inicio y al final

Las personas solemos recordar mejor dos momentos de una presentación, que son el inicio y el final, por lo que hay que aprovechar estos dos tiempos para contar y repetir nuestra idea clave o mensaje principal.

No leas la presentación

Cuando intervenimos en público es habitual, y recomendable, ir acompañados de recursos como una presentación PowerPoint o similar. Sin embargo, hay que recordar que esto es un apoyo y tiene que ser usado como tal. Esta presentación debería tener palabras claves, imágenes que acompañen lo que vas contando, etc. No debería ser usado para leer directamente, ya que da imagen de poco profesional y casi nada preparado.

Hazlo personal

Como hemos dicho previamente, la gente te escucha porque eres tú y porque les interesa lo que cuentas. Pon ejemplos, cuenta alguna anécdota personal. La comunicación es transmisión de conocimiento, pero también debería ser un intercambio de valor. Atrévete a ser cercano y ponerle a la presentación tu sello personal.

Recuerda hacer pausas

Los nervios de hablar en público muchas veces hacen que inconscientemente hablemos más rápido (sea para terminar antes o para decir todo sin que se nos olvide nada) y que nos olvidemos de un gran aliado, las pausas y pequeños silencios. Las pausas no solo nos permiten respirar y como consecuencia hablar mejor y más fluido, sino que también nos ayudan a dividir nuestras ideas mejor y a crear expectación entre la audiencia (en una pausa siempre nos preguntamos “¿qué viene ahora?”).

La mirada tiene fuerza

Uno de los errores más comunes al hablar en público es evitar el contacto visual con la audiencia. Un consejo habitual es dirigir la mirada a un punto fijo sobre la audiencia. Nosotros te recomendamos que elijas a 5 o 6 personas en la audiencia en diferentes puntos. Puede ser gente que conozcas o que te inspire confianza y tranquilidad. A lo largo de tu intervención puedes mirar a esas personas y así darás una sensación de estar presente y de realmente estarle hablando a una audiencia completa y no solamente a una persona.

 

Share this Story
Load More By Redacción

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.