El Autónomo

6 recomendaciones para disminuir el estrés trabajando como autónomo

Algo que muchas personas creen es que al trabajar de manera autónoma los freelancers no están expuestos al estrés como podría estarlo una persona que trabaja a tiempo completo para una organización específica. Esto no es cierto por diversas razones, nadie está exento de sufrir estrés sin importar a qué sea lo que se dedique porque esta es una respuesta personal a diversos estímulos.

Si actualmente estás considerando dejar tu empleo porque te produce mucho estrés, mira estas claves de Gananci que te dirán que es el momento de cambiar de trabajo. Si además, estás considerándolo para trabajar como freelancer porque crees que en esta forma de trabajo no hay ningún tipo de estrés, es importante que sepas que eso no es del todo cierto. Los freelancers también pueden sufrir de estrés debido a que:

– Deben ocuparse de diversas tareas a la vez

– Han tomado más trabajo del que pueden manejar

– No cuentan con una estabilidad económica que les permita sentirse tranquilos con respecto a su vida financiera todavía

– No saben cómo conseguir más clientes para mejorar su práctica

– Les cuesta equilibrar su vida profesional con los otros aspectos de la misma

– Entre muchas otras razones porque los procesos de cada quien son absolutamente personales y no pueden ser generalizados.

Esto no es algo para que te asustes y creas que no puedas ser freeelancer, sino para traerte un poco a la realidad del tema. El trabajar de manera autónomo brinda grandes satisfacciones y tiene importantes ventajas, pero esto no quiere decir que el estrés sea algo que va a huir de tu vida apenas cambies de trabajo.

Es decir, hay personas que sufren de estrés como respuesta a situaciones que para otros pueden ser más fáciles de manejar. Así que es más importante que trabajes en ti mismo primero para tener la capacidad de actuar ante estas situaciones de manera asertiva en lugar de dejarte llevar por el estrés.

Como esto no es sencillo, lo siguiente que encontrarás son algunas herramientas para que al ponerlas en práctica puedas evitar el estrés que puede traerte trabajar como freelancer:

1.- Sé organizado: el orden es importante para que puedas sentirte más tranquilo con respecto a tus responsabilidades y a las cosas que tienes pendiente. Cuando te falta organización en tu vida es más probable que puedas derrumbarte, sentir ansiedad o estrés acerca de lo que necesitas hacer y que quizá no tengas tiempo para llevarlo a cabo.

En cambio, si te permites el tiempo de organizar previamente cada una de las cosas a través de una lista de prioridades, te darás la oportunidad de rendir más y trabajar con menos presión que es la que ocasiona la incomodidad y las respuestas negativas del cuerpo. Si la organización no es tu fuerte, mira este método de Gananci que te ayudará a vivir de forma más ordenada, lo que te traerá muchos beneficios.

Ten presente que, según diversos estudios médicos, el estrés es tan dañino para el organismo como la obesidad o el tabaquismo, por lo cual no es algo que debamos tomar a la ligera.

2.- Empieza con un horario: coloca una cantidad de horas al día que trabajarás, así puedes colocar todos tus pendientes dentro de ese horario y saber que es el momento en el que tienes que dar el todo por el todo profesionalmente.

El horario lo puedes mover a tu gusto, pero es necesario que cumplas una cuota diaria de forma disciplinada para que puedas lograr una estabilidad financiera con la que sientas cierta tranquilidad.

3.- Utiliza herramientas de gestión de tiempo: el trabajar como freelancer deja tanta libertad que en un momento puedes estar procrastinando y el siguiente pasar toda la noche trabajando y con preocupación.

Para que esto no ocurra, puedes echar mano de aplicaciones que te ayuden con recordatorios, alarmas, extensiones para navegadores que bloqueen las páginas que suelen distraerte o hasta cronómetros para impulsar tu rendimiento. Pocas cosas relajan más que hacer lo que te gusta sabiendo que no tienes nada de qué preocuparte porque ya hiciste lo que tenías pendiente.

4.- Ten políticas propias: crear tus propias reglas te permitirá ser flexible, pero a la vez disciplinado contigo mismo, lo que te ayudará a cumplir tus objetivos en el tiempo que te hayas propuesto. Estas políticas deben incluir tiempos de entrega, precios, lo que le ofreces al cliente así como lo que tú esperas de él, entre otros puntos que tengas a bien agregar.

Al tener tus propias reglas de trabajo, estarás demostrando a tu cliente que tomas muy en serio tu práctica y evitarás muchas “sorpresas” que puedan alterarte.

5.- Conoce bien a tu cliente ideal: este tipo de personas son las que encuentran la verdadera satisfacción a su necesidad con el servicio que ofreces. Cuando lo tienes bien identificado, empezarás a moldear tu servicio en pro de sus intereses, lo que te ayudará a enfocarte en tu cliente ideal y dejar pasar a aquellos que tienen más potencial de traerte problemas que ganancias.

Al enfocarte a atraer a tus clientes ideales, sabrás qué es lo que tienes que hacer para satisfacer sus requerimientos. Esto hará que tu negocio sea más próspero porque los clientes ideales tienen la característica de que pagan sin ningún tipo de problema, lo que hace que representen el mayor porcentaje de tus ingresos.

Los clientes ideales tampoco suelen quejarse o hacer reclamos sin bases sólidas, ya que están contentos con lo que ofreces. Se les llama “clientes ideales” porque la manera en que su necesidad y su servicio se complementan es la idónea.

6.- Ponte como prioridad: a pesar de que tomes todas las medidas anteriores, a veces pueden pasar cosas inesperadas que hagan que el estrés se haga presente. Cuando esto ocurra recuerda respirar profundo y calmarte porque cuando trabajas de esa manera rindes mucho menos que cuando lo haces de manera saludable.

Pon tus necesidades como persona en el tope de tu lista de prioridades: dormir, comer, asearte y ejercitarte son cosas que no puedes dejar de lado. Recuerda que como freelancer tienes la capacidad de regirte por tus propias reglas y estas las puedes crear en base a tu bienestar porque eres el dueño de tu tiempo y no tienes que rendirle cuentas a nadie más que a tus clientes bajo los acuerdos que ambos hayan trazado previamente.

Share this Story
Load More By Edith Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.