El Autónomo

5 recomendaciones para tener orden en tus cuentas como autónomo

Una de las ventajas de trabajar como auto-empleado es que no tienes que rendirle cuentas a nadie con respecto a tu ética de trabajo, la forma en que llevas el control de tus actividades y mucho menos de la administración de tus honorarios. Si eres una persona ordenada esto no es mucho problema para ti porque, aunque debas invertir tiempo en ello, sabes lo necesario que es que cada cosa esté en su sitio.

Sin embargo, para la mayoría este es uno de los grandes retos a los que deben enfrentarse ya que, no todos los autónomos tienen conocimiento en estas áreas, sino que son excelentes en su campo y presentan marcadas debilidades en otras.  Es algo que viene con la independencia, prepararse para ser multitasking. Si en la actualidad prestas tus servicios de manera independiente pero el dinero es una tarea pendiente que te sigue dando dolores de cabeza, según Gananci, el problema está en tu forma de pensar.

No solo basta con ser un profesional excelente en tu área, para tener éxito como autoempleado es necesario llevar un control de tus finanzas. De esta manera sabrás si el dinero que estás ganando es necesario para suplir todos tus gastos o debes hacer algo para tener mayores ingresos.

En ocasiones las personas tienen buen flujo de dinero pero la pobre administración les sabotea hasta tal punto que terminan endeudándose sin razón, mientras que en otros casos, el no llevar una correcta organización financiera hace que no se den cuenta de los problemas que pueden estar experimentando hasta que ya es muy tarde y tienen el agua hasta el cuello.

Para que esto no te ocurra a ti, mira a continuación algunas recomendaciones que puedes poner en práctica para que la administración de tus finanzas no sea un obstáculo en tu camino al éxito, sino al contrario, sea uno de los factores que te impulsen hacia este.

Precio base

No dejes que sean los clientes los que dicten el precio de tus honorarios. Debes tener muy claro el precio de tus servicios y respetarlo. Por supuesto que puedes hacer algunas excepciones cuando se trate de proyectos que te puedan dejar otro tipo de ganancias o intercambios especiales, pero ten presente que las excepciones no se pueden convertir en lo común.

La razón de ser de esto es facilitarte las cosas. Por ejemplo, si eres diseñador gráfico e hiciste 3 logotipos en las últimas dos semanas, deberías poder saber con exactitud el ingreso que tuviste en ese lapso. Para no dejarle toda la responsabilidad a tu memoria, lo mejor es que tengas una hoja de Excel donde ingreses cada proyecto en el que estés trabajando.

En caso de que tu servicio necesite personalización del precio por proyecto, la hoja de tu registro no se deberá limitar a la cantidad de proyectos que tengas, sino que además deberá contener el precio de cada uno.

Con respecto al registro, los campos mínimos que debes tener en tu hoja de Excel o el programa que elijas para llevar un control aunque sea mínimo de tu práctica profesional son los siguientes:

Nombre del cliente/proyecto

Fecha de comienzo

Precio total

Abono

Restante

Fecha de terminación del proyecto

Fecha de pago total

Facturación total del mes

Facturación cobrada

Facturación por cobrar

Anotación es la clave de la organización

Puede que creas que no tienes tiempo para llevar una hoja de Excel. Quizá esto sea verdad si esperas hasta el final del mes para organizar todo, ahí se te habrá acumulado una gran cantidad de información que requerirá mucho tiempo para ponerla al día. Por esto, prefiere actualizaciones cortas y frecuentes, en vez de más espaciadas y largas.

Lo mejor que puedes hacer es anotar las transacciones en el mismo momento en que ocurran. No importa si es en las notas de tu teléfono o en tu agenda. Lo importante es que después esa información la añadas a tu base de datos financiera, para que puedas acceder a ella en cualquier momento que lo necesites.

Guíate por un presupuesto

Si para tu práctica profesional necesitas insumos o consumibles, deberás realizar dos presupuestos, uno que incluya tus gastos personales y otro para los gastos de tu negocio. Así sabrás la cantidad de dinero que debes hacer para poder cubrir todos tus gastos sin tener problemas.

En caso de que estés teniendo problemas con tus ingresos, o estés pasando por un momento en el que estás bajo de clientes, puedes ver estas ideas para ganar dinero, para que puedas hacer algo de dinero extra sin dejar de hacer lo que te gusta.

Disciplina

Para tener éxito como autónomo hay que tener disciplina en cada uno de los aspectos que conforman nuestro trabajo. Destina un momento específico del día o de la semana para poner al día tus procesos administrativos.

Se previsivo

Puedes tener estabilidad siendo autónomo. No necesitas de la seguridad de un sueldo fijo para poder sentirte tranquilo, porque a diferencia de los empleados tú no tienes un techo en cuanto a lo que puedes ganar.

Debes tener un fondo de ahorros para poder resolver ante cualquier incidente, este lo vas construyendo al destinar una cantidad específica mensualmente, esto debe estar reflejado en tu presupuesto, el ahorro no es un lujo sino una necesidad.

Además, a medida que vayas teniendo una organización disciplinada verás cómo prospera tu negocio y podrás invertir en adicionar alguien a tu equipo de trabajo para delegarle las cosas en las que no seas tan bueno o no te agraden tanto.

Toma en cuenta estas 5 recomendaciones básicas y libérate de la desorganización que está hundiendo tus números. Al principio te costará un poco, pero cuando veas los resultados que te trae, no querrás dejar de hacerlo.

Share this Story
Load More By Edith Gómez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Required fields are marked *